9/13/2005

Momentos fantasticos

Londres 18/21 /08/05
Londres es una ciudad excelente, la verdad es que cada día me sorprende más, está llena de gente de diferentes nacionalidades, razas, turismo, de vida, y digo esto porque todo que he leído se ajusta a las expectativas que tenía, una gozada.!!
Londres es una de las ciudades más cosmopolitas, emocionantes mezcolanza del Primer y el Tercer Mundo y visitadas de toda Europa. Solo recorrer sus empedradas calles y observar sus casas y negocios puede ser una experiencia inolvidable.
Es una ciudad excelente, la verdad es que cada día me sorprende más, está llena de gente de diferentes nacionalidades, razas, turismo, de vida, y digo esto porque todo que he leído se ajusta a las expectativas que tenía, una gozada.!!

No es casualidad, ya que la capital posee resabios Romanos, Sajones y Medievales pero también rascacielos y una arquitectura Victoriana imponente. Con el correr del Tiempo, todas las aldeas que se hallaban al rededor, se han consolidado y transformado en esta enorme y maravillosa ciudad. Solo con su tamaño, puede intimidar a gente que la visita por primera vez.
En otras palabras, Londres es una ciudad que cuenta con un pasado vivo, pero también con un presente muy vivo actualizado, moderno y con un futuro excelente, ya que como sede de los Juegos Olímpicos de 2012 la ciudad se transformará de una forma increíble.

Visitar Londres siempre es una experiencia inolvidable, son tantas las razones que tengo para opinar así que necesitará varias paginas para expresarme, aún y así tengo duda que las definiese bien, solo diré que superó todas nuestras expectativas, Entre otras por su grandeza, bajo nivel de ruido en las calles su limpieza etc, los londinenses son gente amable y simpática, están acostumbrados al turismo que saben tratar y cuidar correctamente ( a nosotros esa es la imagen que nos ha dejado, nos han tratado muy bien)
Si vas a Londres sin saber inglés no debes preocuparte, puedes probar suerte y hablar en español con un inglés (que aunque seguro que no va a saber hablar español,

intentará ayudarte) y aunque no lo encuentres seguro que encuentras a un español trabajando, estudiando o bien haciendo turismo que podrá ayudarte.
Por todo esto y más, a continuación, te haré algunas sugerencias para cuando viajes a Londres te sea lo más aprovechado y atractivo posible, en resumen para que veas cumplido tu objetivo, y lo pases inolvidable !!!!
Asegúrate que el hotel se encuentra en una zona que a ser posible te permita visitar el máximo de lugares de interés sin tener que utilizar el transporte, por ejemplo que esté cerca de una boca de metro. Antes de salir del hotel estudia bien el mapa de la ciudad y de las diferentes opciones de transporte que utilizarás, no es necesario ser un experto para situarse, solo debes tener sentido de la orientación para no estar desconcertado.
El elemento geográfico principal de la ciudad para orientarte es el río, que serpentea por el centro de Londres, dividiendo a la ciudad en las mitades norte y sur. Aunque probablemente no sepas dónde demonios estás, como mínimo los nombres te sonarán familiares.

Desplazarse por Londres
El metro: e el modo de transporte más rápido. Puedes obtener una mapa gratuito del metro de las estaciones de metro, las estaciones del ferrocarril y las oficinas de turismo.
En autobús: hay también una red extensiva de autobuses en Londres, (hay paradas de autobús en Londres). No obstante, es difícil saber cuando bajes del autobús si no conoces muy bien la ciudad.
Travelcards: el modo más económico desplazarte por Londres. Esta tarjeta la puedes utilizar en metro, en autobús y en el tren de Docklands.

Lo ideal para moverte por la ciudad es utilizar una travelcard las hay de diferentes opciones, se trata de una tarjeta que te autoriza a utilizar el servicio de metro y autobús sin limites, en tus viajes no olvides esta opción ya que su utilización hará que el uso del transporte sea más rápido y directo, que los billetes individuales de un viaje o día, por no decir que en su conjunto te costarán mas caros que te harán perder el tiempo en largas colas para adquirirlos cada vez que tengas necesidad de moverte.
La ciudad se es tan inconmensurable que necesitarás utilizar el metro en algunas ocasiones: desgraciadamente, lo que te impide ver y disfrutar de la ciudad a la vez que te desorienta
Salvo que dispongas de tiempo suficiente, no intentes visitar todos los sitios de la ciudad. Podrías volver a Londres varias veces y aún así no conocer todo lo que esta ciudad tiene para ofrecerle.
Entre los lugares de más interés y las principales atracciones de Londres, que están en el centro abe destacar la Torre de Londres, el London Eye, la galería de arte moderno Tate Modern, Trafalgar Square, la abadía de Westminster, Parliament Bridge, Tower Bridge, Hyde Park, Regents Park, The Mall, el palacio de Buckingham], el Museo Británico, el Museo de Historia Natural... Simplemente cpasear por la Ciudad ya se convierte en un amplio atractivo para los sentidos. Millones de personas de todas las razas y procedencias se mezclan en un ir y venir frenético, al tiempo que puedes disfrutar de la oferta de ocio que ofrecen pubs, teatros, parques, mercados como Covent Garden, o la vida nocturna del West End, sin olvidar las tiendas de super lujo en Knightsbridge (donde se encuentra Harrod's
Proponte visitar sólo lugares principales, “Los que no te debes perder”,
El sólo hecho de viajar a través de la ciudad, incluso con su eficiente sistema de metro, se lleva su tiempo. Moverte de de un sector de la ciudad a otro, puede llevar hasta 30 minutos.
Por lo tanto, lo ideal es no planear ver el máximo de sitios, como el Museo Británico, La Torre de Londres, Los Jardines de Kensington, o la Torre Bridge, en un solo día. Hacer planes poco realistas, que te dejarán frustrado y agotado.
Otro tema que no debes olvidar es el tiempo que perderás en colas para entrar o ver un lugar ejemplo. Ver desde un lugar ideal el cambio de guardia, por la gran cantidad de personas que se acumulan en sus museos, castillos, palacios, calles, restaurantes, etc. Hay que tener paciencia en cualquiera de estos lugares, ya que Londres recibe a millones de visitantes a lo largo de todo el año, por lo que me han comentado allí no existe la “temporada baja”

En Londres encontrarás un mundo diferente, donde aún se conserva la educación y las buenas tradiciones, pero con una gran dosis de diversión, Normalmente salir a comer, cenar o tomar unas pintas, resulta caro, hay opciones para todos más económicas como los restaurantes indios, chinos e italianos donde se puede comer a un precio algo más
razonable. En Covent Garden, Soho y Leicester Square hay buenos restaurantes te los recomiendo,!!.
Solo una cosa más. Si estás dudando entre ir o no ir a Londres porque no sabes lo que te a encontrar no lo dudes. En Londres mi familia y yo lo hemos pasado muy bien, como me lo había imaginado, INOLVIDABLE. Debido a mi estado de salud ha sido un corto viaje solo de cuatro días, no descartamos volver el próximo año.
Hasta aquí mis comentarios, y propuesta general para visitar Londres, ahora seré más específico y te diré en mi opinión todo lo que "no te debes perder" si alguna vez visitas Londres.

Quien se aburre de Londres se aburre de la vida, dijo alguien cuyo nombre no recuerdo ahora. Pero la frase me es útil para hablar de mi lugar favorito: Londres. Sí, así, a secas. Londres, todo Londres, Londres en todo.
Bien, aquí tengo algunas fotos de Londres, estas fotos pertenecen, a nuestro viaje a Londres, en Agosto de 2005. Espero que te gusten.
El Palacio de Buckingham:
La reina Victoria fue La primer monarca que utilizó el palacio como residencia. Actualmente En el palacio de reside la reina Isabel II con su esposo el príncipe Phillip, ya allí recibe a dignatarios e invitados oficiales.
El Palacio se encuentra en el centro de Londres Grandes puertas de hierro conducen hacia el parque de St James, y Green Park dos de los parques más agradables de Londres, donde se puede caminar por entre los lagos con vistas hacia el Palacio.

El palacio permaneció cerrado al público hasta 1993, cuando la reina Isabel II decidió abrirlo para recaudar dinero para reparar el castillo de Windsor, que sufrió graves daños en un incendio. Desde entonces, se puede visitar durante los meses del verano, cuando la reina toma sus vacaciones Se pueden ver las magníficas habitaciones de estado con una de las colecciones mas finas de la reina, que sobre todo contienen, pinturas y muebles.
Sitio precioso donde los haya, es una palacio increíble, rodeado de impresionantes parques, con lagos naturales, césped y todo tipo de aves y patos, una cosa curiosa que veras cuando estés cerca de la zona del palacio es que todas las calles que lo rodean están pavimentadas de color granate, de esta manera sabrás que te encuentras en las calles reales, pertenecientes a la influencia del palacio.
En las afueras del Palacio, puedes ver el tradicional cambio de guardia, Este es el lugar donde la mayor concentración puedes encontrar es observado y fotografiado por miles de turistas cada día, sobre todo en la hora de cambio de guardia, a las 11:30 exactas.

Cambio de guardia:
Éste es quizás el espectáculo más grande y uno de los más antiguos del
mundo. Se realiza cada año alrededor del palacio de, es digno de ser presenciado.
Ir a Londres y no ver un cambio de guardia es como hacer solo medio viaje, es una lástima que la mayoría de los días en Londres sean nublados, nosotros tuvimos suerte y nos encontramos con un día soleado, estoy seguro de que con un día nublado no sería tan bonito.

Museo Britannic
El Museo Británico es uno de los mayores y más famosos museos de antigüedades de todo el mundo.
El origen del museo está en una colección de más de 80.000 artículos procedentes de la colección privada de Sir Hans Sloane, médico y científico
El museo fue fundado en 1753 por un Acta del Parlamento, para exhibir las colecciones de Sir Hans Sloane. Como cualquier museo gigante, lo ideal es recorrerlo rápido en su totalidad, para luego ver tus sitios favoritos en profundidad.

Entrar en el Museo es encontrarse de cara con toda la historia de la humanidad, desde los frisos del Partenón de Grecia hasta la Piedra de Rosetta (clave para descifrar los jeroglíficos egipcios)
es uno de los tesoros más atractivos del museo.
Tiene el mismo texto escrito en tres lenguas distintas, una de ella en jeroglíficos egipcios. Esta piedra fue clave para empezar a entender los jeroglíficos. El edificio en si ya es espectacular, pero se empobrece frente a los tesoros que contiene en su interior.
Como museo público más viejo del mundo, este gigantesco lugar
también es también el más visitado de todos los museos de Gran Bretaña, destaca especialmente los mármoles de Elgin, la piedra de Rosetta, la Carta Magna y las momias egipcias.
El Museo Británico posee más de seis millones de objetos que cubren la historia de la cultura humana desde sus orígenes hasta la actualidad. Muchos de estos artefactos no están expuestos sino que se conservan en un subterráneo, ya que el museo no dispone de suficiente espacio

Detalles del edificio
La construcción del edificio de estilo neoclásico.
En Diciembre de 2000 se inauguró una de las últimas ampliaciones del Museo, se trata del Gran Atrio de la Reina Isabel II. Ubicado en el centro del museo, fue diseñado por el estudio del arquitecto Norman Foster. El Gran Atrio se ha convertido en la mayor plaza cubierta de Europa.
En el centro del Gran Atrio está ubicada la sala de


lectura, que antes formaba parte de la Biblioteca Británica. La sala de lectura está abierta a cualquier persona que desee leer ahí.
El Museo Británico es, sobre todo, un museo de antigüedades. Esto lo distingue de otros museos como el Louvre, el Metropolitan de Nueva York o el Prado en Madrid, considerados museos “universales” de arte y cultura.

Entre Lo más destacado puedes ver:
Los Mármoles de Elgin, Detalle de la sala egipcia. también conocidos como mármoles del Partenón.

La Vasija de Portland.
La Piedra de Rosetta.
La sala del reloj.
La Colección Stein de Asia central.
Colección de momias egipcias.
Los Bronces de Benin.
Artefactos encontrados en el barco funerario de Sutton Hoo.
El sarcófago de la sacerdotisa Henutmehyt.
Museo de la Ciencia:
Está considerado como uno de los mejores y más grandes museos de la ciencia a nivel mundial. En su interior podremos encontrar desde los esqueletos de los dinosaurios más grandes hasta una colección con las plantas más raras, pasando por un montón de salas interactivas donde poder realizar un montón de demostraciones de sucesos físicos.
Por otra parte, el museo se encuentra en un precioso edificio, construido con piedras policromadas. Por la noche, la iluminación hace que la vista sea impresionante.

Museo de historia natural de Londres. La fachada decorada en terracota tiene el estilo típico de la arquitectura victoriana. Las esculturas en la fachada representan animales y plantas modernos y extintos. El Museo de historia natural de South Kensington, en Londres es uno de los tres grandes museos localizados en la calle Exhibición Road, en Kensington (los otros dos son el Museo de Ciencia y el Victoria and Albert Museum). El museo posee una variada colección con más de 70 millones de especímenes y objetos en exposición. Las cinco colecciones más importantes son las correspondientes a las áreas de: Botánica, entomología, mineralogía, paleontología y zoología.
El museo es conocido por su gran salón central donde se muestran esqueletos de diferentes dinosaurios, en particular, un enorme Diplodocus que domina la entrada al edificio.
El museo de historia natural fue construido entre 1873 y 1880 para albergar la creciente colección de esqueletos, plantas y fósiles que constituían una sección del Museo británico. Legalmente el museo de historia natural permaneció como parte del Museo Británico hasta 1963. En 1986 absorbió el cercano Museo geológico adquiriendo el nombre oficial de The Natural History Museum.

La torre de Londres: A lo largo del tiempo, esta torre ha sido Palacio real, prisión, lugar de ejecuciones, arsenal, casa de la moneda y museo de joyería y un parque zoológico, la Torre de Londres ha cumplido con innumerables funciones en sus 900 años de vida.
En la torre se pueden ver La exposición de las joyas de la corona, que incluyen el diamante cortado más grande del mundo, así como también algunas armaduras, armas etc.
Allí se puedes hacer una visita guiada por un "beefeater", la guardia tradicional británica, que muestra el lugar donde fueron decapitadas dos de las seis esposas del rey Enrique VIII.

El recorrido dura alrededor de dos horas, otra cosas para no perderse en la Torre son los inmensos cuervos negros y la puerta de los traidores por donde los prisioneros entraban en barco
El recorrido termina con una visita a las mazmorras, donde se puede observar el tratamiento dado a los prisioneros que eran decapitados en público.
Desde la torre se puede ver otra de las atracciones turísticas más populares de Londres: el puente de la Torre de Londres. Para evitar colas, mi recomendación es hacer la visita a primeras hora de la mañana.

El Puente de la Torre
El primer Puente de Londres o London Bridge data de 1831 mide 283 metros de largo, es sin duda uno de los monumentos más impresionantes que he podido ver en Londres. Construido para asombrar al mundo, doy fe de que conmigo lo han conseguido.
El Punte de la torre junto al Big Ben quizás sea y estoy convencido que los dos sitios más fotografiados de Londres, la mayoría turistas es de lo primero que desea ver y fotografiar, aunque no es el más antiguo de Londres el Puente de la Torre es el puente más estimado en la ciudad (fue abierto en 1894)
Ha de ser espectacular cruzar el río por el puente y mirar hacia arriba, para ver las dos impresionantes torres a ambos lados estoy seguro que debe ser todo un espectáculo, nosotros no lo hicimos por falta de tiempo, si tienes la oportunidad, te recomiendo hacer la visita turística por su interior, ya que te permitirá subir a las torres y observar las maravillosas vistas de Londres desde lo más alto, he leído que en el interior de las torres hay un museo, donde se pueden ver los mecanismos internos que hacen que el puente se abra (una impresionante obra de ingeniería, si pensamos que ya tiene más de 100 años). Por falta de tiempo, tristemente no lo pudimos visitar.

Puente del Milenio
Tras la construcción del Tower Bridge en 1894 no se había vuelto a levantar un puente peatonal sobre el Támesis hasta la construcción del Millenium bridge en el año 2000. Es obra del arquitecto Norman Foster y el escultor Anthony Caro, y hecho sobre acero y aluminio. No eligieron mal el sitio para el puente, dado que conecta la ciudad a la altura de la Catedral de Saint Paul con el Tate Modern. Te recomiendo subir arriba del todo del Tate Modern, a su cafetería, y tomar allí algo mientras observas desde la altura este llamativo puente, Saint Paul y el perfil de Londres, una de las mejores vistas.
Catedral de Westminster En la visita a Londres no deberías perderte. La catedral de Westminster es uno de los monumentos más peculiares de la ciudad de Londres. Se trata de la principal iglesia católica de la ciudad, y sede del Cardenal católico de Westminster. Su estilo arquitectónico y sus materiales son muy llamativos y cautivan a muchos visitantes por su especial estilo bizantino sobre rojo ladrillo, en fuerte contraste con el resto de las construcciones de la ciudad. Las pilas horizontales de piedra de Portland y su torre de 85 metros son algunos de sus encantos. Pero posiblemente lo que más llama la atención es su interior inacabado que dotan a la catedral de un aire único. Dispone de relieves de Eric Gill. En este enclave londinense encontrarás gran parte del patrimonio monumental y paisajístico más conocido de Inglaterra. El Big Ben y el House of Parliament, la celebérrima Abadía de Westminster y el Palacio de Buckingham, amén del Tate Britain, la colección artística más famosa del país
Tate
Modern
Tate Modern es la nueva galería británica de arte moderno en Londres y forma parte de la Tate Gallery junto con Tate Britain, Tate Liverpool y Tate St Ives, estos dos últimos fuera de Londres.
Se encuentra en la antigua central eléctrica de Bankside que fue originalmente diseñada por Sir Giles Gilbert Scott, y construida en dos fases entre 1947 y 1963. La central eléctrica fue cerrada en 1981 y el edificio fue reconvertido por los arquitectos suizos Herzog y de Meuron. Desde su apertura el 12 de mayo de 2000, se ha convertido en la tercera mayor atracción londinense. Entre su colección permanente
figuran dos cuadros de Salvador Dalí.

La abadía de Westminster:
Situada frente al palacio de Westminster, sede del parlamento, la abadía es depositaria de cadáveres ilustres: reyes, reinas y nobles
Aunque no sea el centro más importante del protestantismo (titulo que recae en la catedral de San Pablo), si es el más querido. Es en este lugar emblemático donde se han celebrado todas las grandes bodas reales, también se encuentran enterradas muchas de las personas más importantes de toda la historia, entre las que destaca Isaac Newton y el monumento en honor de William Shakespeare.
Esta "pequeña" abadía no se caracteriza por sus enormes cúpulas ni por sus obras de arte, pero es visitada cada año por más de 3,5 millones de personas de todo el mundo. A todo aquel que le guste sentirse parte de la historia le recomiendo que no falte a la cita con este gran monumento. La abadía de Westminster es uno de los edificios góticos más finos y llamativos de Gran Bretaña, el cual fue y es escenario de coronaciones, matrimonios, y ceremonias de defunción de los monarcas británicos.
Esta iglesia fue construida entre los siglos XIII y XIV con sus grandes ventanas rosas, su excepcional altura y sus contrafuertes, parece haber sido inspirada en las grandes catedrales de Rheims y Amiensm, en Francia.
En este enclave londinense encontrarás gran parte del patrimonio monumental y paisajístico más conocido de Inglaterra. El Big Ben y el House of Parliament, El Palacio de Westminster y el Palacio de Buckingham, amén del Tate Britain, la colección artística más famosa del país

El Big Ben
Es, quizás, uno de los monumentos más fotografiados de Londres: la torre del reloj que enarbola la Casa del Parlamento, mejor conocida como el "Big Ben". El minutero del reloj tiene una longitud de más de cuatro metros, y cada uno de los números mide poco más de medio metro. Su nombre, "Big Ben", hace honor al primer encargado de la construcción, Benjamin Hall, y se refiere a la gran campana de 13 toneladas que marca la hora de los apresurados londinenses desde 1862. El Big Ben no puede ser visitado por dentro, pero las Cámaras del Parlamento abren durante en el receso de verano.
El Palacio de Westminster,
Es una impresionante edificación neogótica dorada, alberga las dos cámaras del Parlamento británico. El poder legislativo está conformado por la Cámara de los Comunes, quienes son elegidos por votaciones directas, y la Cámara de los Lores, representantes con títulos vitalicios y heredados. Cada noviembre, la reina ofrece su discurso anual en la Cámara de los Lores donde se dan a conocer las políticas del gobierno para el año siguiente.
El palacio sirvió como residencia del rey Enrique VIII durante el siglo XVI. Desde la "Stranger's Gallery" galería de los extraños, se puede asistir a los encendidos y a veces humorísticos debates entre los parlamentarios, Debido a la multitud de gente que se concentra, Si te interesa, te recomiendo que antes de ir te informes. También puedes caminar por Whitehall hacia 10 Downing Street, la residencia oficial del primer ministro. El acceso a Downing Street está cerrado.

El london eye London Eye.London Eye, se alza 135 metros, este ojo es la noria panorámica más alta del mundo, con vistas de hasta 40 kilómetros si no hay niebla. Fue construido en el año 2000 para celebrar la llegada del tercer milenio, ocupa un lugar en el centro de la ciudad de Londres junto al Támesis, en la orilla opuesta al Big Ben. El viaje de 30 minutos de duración en una de las cápsulas de cristal ofrece espectaculares vistas de esta ciudad y de sus monumentos, como las Cámaras del Parlamento, el Palacio de Buckingham y la Catedral de San Pablo.
Más de 15 millones de personas han viajado en la rueda gigante que desde febrero de 2000 se convirtió en parte del paisaje londinense: el London Eye. Esta rueda gigante de 135 metros de altura tiene 32 cabinas de vidrio en las que caben 25 personas, y da un recorrido de media hora. La atracción, construida por la
aerolínea British Air ways, comenzó como parte de las celebraciones de la ciudad para la llegada del nuevo milenio. La mayoría de sus ocupantes son turistas, pero hay parejas que las alquilan para ocasiones especiales como San Valentín, cuando también se ofrecen chocolates y champaña. También hay quienes están dispuestos a pagar más de 3.000 € por decir el "sí" en una de las cápsulas ante un juez londinense. A pesar de las críticas iniciales de quienes consideraron que la rueda desentona con sus clásicos alrededores, la licencia inicial por cinco años ya fue ampliada por dos décadas más. Para su construcción, una grúa flotante fue instalada en ocho plataformas para levantar el gigantesco aro de la rueda. El London Eye encabeza la lista de los diez monumentos privados más populares en la ciudad.
Londres es lo suficientemente grande como para que sea imposible visitarlo entero en una semana, pero siempre hay ciertos puntos que resultan de visita obligada para quien quiera ver hasta el último rincón, estas son algunas fotografías de esos rincones.
Hay un paseo nocturno en París por el Sena, en barco (bateau- mouche) que es como un film en vivo, el espectáculo es ver una sucesión de monumentos, claro que el Sena es una avenida de agua que corre entre dos maravillosas fachadas de ciudad, como dos veredas casi equivalentes.
En Londres, El Támesis es diferente, Por empezar, es muy ancho, y en mi opinión los dos riberas son diferentes, El lado bueno o tradicional, desde la City bancaria y la Torre de Londres hasta más allá del Parlamento; el otro lado no he tenido la oportunidad de conocerlo pero me quedé con la impresión que es bastante diferente.

Centro de cultura
El Puente del Milenio desemboca en la Catedral de San Pablo.
La Catedral de San Pablo: Sin duda es uno de los emblemas de la Ciudad londinense, es el centro religioso del protestantismo, la clásica catedral de Londres, es famosa entre otros motivos por ser el sitio donde se casó el príncipe Charles y Diana. Fue construida entre 1675 y 1710, tiene una gran galería y una cripta, donde hay enterradas muchas personas famosas, Su famosa cúpula, la mayor del mundo después de la de la basílica de San Pedro en Roma es lo primero que llama la atención al acercarse es su inmenso tamaño. La altura de su cúpula central es espectacular, y una vez en el interior, situarse debajo de la cúpula y mirar hacia arriba casi da vértigo. Si de verdad quieres comprobar la altura real de la cúpula, nada mejor que subir hasta lo más alto para poder asomarse a la barandilla (solo para personas sin vértigo) Has de tener en cuenta que para visitar la galería, es necesario subir 259 escalones…

A pocos metros de allí, el complejo del South Bank, o la "orilla del sur" integran en un solo lugar a todas las manifestaciones de la vida cultural londinense.
El Royal Festival Hall, una de las salas más prestigiosas del mundo, donde se han escuchado más de 150.000 horas de música desde su inauguración en 1951. Allí se puede escuchar jazz, música
clásica, contemporánea, e internacional. A la hora del almuerzo hay conciertos gratuitos.
Puedes tomarte un café en las mesas ubicadas en la orilla del río, o echarle un vistazo al mercado de libros de segunda mano que se instala todos los días para los paseantes. Continuando la ruta hacia el este, puedes calmar el hambre en uno de los restaurantes de Gabriel's Wharf, un pequeño rincón pintoresco donde.
A continuación, pasarás por debajo del puente Blackfriars, donde aún se pueden ver los pilares rojos del puente antiguo.
Un poco más adelante, puedes ver la nueva alcaldía de Londres desde 2002: un moderno edificio redondo de vidrio diseñado por el arquitecto Norman Foster.
Desde allí ya se puedes ver el final del recorrido, la famosa Torre de Londres. y este es mi recorrido
por el Támesis.
Cada día, miles y miles de londinenses lo atraviesan, lo navegan, lo recorren a pie o en bicicleta, de camino a casa o al trabajo, o por el simple placer de pasear por sus riberas.
No se me ocurre una sola mirada a esta ciudad más bonita que la vista nocturna desde cualquiera de la veintena de puentes que la mantienen unida de este a oeste, desde Greenwich hasta Kingston.
Desde el Puente de Waterloo, los tentáculos blancos y las luces azules del futurista Hungerford Bridge se funden con la inmensa rueda del London Eye y los suaves dorados de la estructura neo-gótica del Parlamento y el Big Ben.
La curiosa OXO Tower es una obra arquitectónica de la ciudad, un rascacielos de vidrio y acero con forma de torpedo, que a los londinenses les parece más bien un pepino y consecuentemente lo han bautizado "el Gherkin". Muy parecido al edifico que la Compañía de aguas de Barcelona construye en glorias a la entrada de Barcelona, sin bautizar y sin alias por el momento.
Por eso, si alguna vez puedes visitar la ciudad, te recomiendo que reserves un buen tiempo para el "Old Father Thames", y seguro podrás volver a tu casa y decir que has conocido Londres.

Catedral de Westminster
En la visita a Londres no deberías perderte. La catedral de Westminster es uno de los monumentos más peculiares de la ciudad de Londres. Se trata de la principal iglesia católica de la ciudad, y sede del Cardenal católico de Westminster. Su estilo arquitectónico y sus materiales son muy llamativos y cautivan a muchos visitantes por su especial estilo bizantino sobre rojo ladrillo, en fuerte contraste con el resto de las construcciones de la ciudad. Las pilas horizontales de piedra de Portland y su torre de 85 metros son algunos de sus encantos. Pero posiblemente lo que más llama la atención es su interior inacabado que dotan a la catedral de un aire único. Dispone de relieves de Eric Gill.
En este enclave londinense encontrarás gran parte del patrimonio monumental y paisajístico más conocido de Inglaterra. El Big Ben y el House of Parliament, la celebérrima Abadía de Westminster y el
Palacio de Buckingham, amén del Tate Britain, la colección artística más famosa del país

La plaza de Covent Garden es sin duda mi lugar favorito. Y es extraño que diga esto porque siempre y en todo lugar los sitios turísticos me han parecido los menos atractivos. Sin embargo, hay algo en el ambiente que me hace sentir bien, que me dio un bienestar interno cuando la visite. Quizas la percibi como una atmófera algo medieval, donde encuentras joglares, músicos, malabaristas, vendedores, curiosos y gente como yo, que simplemente va y viene. Puede ser esa gran individualidad, mezclada con el característico anonimato con el que te inunda la ciudad.

Covent Garden
Lo que hace un cuarto de siglo fue un tradicional mercado de fruta ha sido transformado, en uno de los procesos más llamativos de reforma urbana que ha visto Londres, en un admirable centro comercial de moda. El Convent Garden está cerca de Soho Es un barrio comercial, turístico de ocio y diversión, Es uno de los mercados más atractivos de Europa donde podemos contemplar tiendas temáticas de diversos país y tipos, cafeterías de diseño y tiendas de ropa de moda. Es un sitio donde necesitaras la tarjeta de crédito. La plaza de Covent Garden ha sido históricamente un mercado de fruta y luego un centro de ocio imprescindible de Londres. En las tiendas abundan los
artículos para turistas, que hoy en día es el negocio de este mercado.

Mayfair
Hoy parece mentira, pero el barrio de Mayfair surgió en el siglo XVIII como una zona residencial periférica. Lo que en aquel tiempo eran casas de granjeros hoy ha evolucionado al actual barrio repleto de embajadas, oficinas, hoteles modernos y apartamentos de lujo. Mayfair podemos delimitarlo en el área comprendida entre Piccadilly, Hyde Park, Oxford Street y Regent Street.
Es una zona muy concurrida por los londinenses adinerados que van de compras donde se pueden encontrar los artículos más de moda y más demandados de la ciudad.

Piccadilly Circus
Piccadilly Circus ocupa en la cabeza de los londinenses el papel de centro de la ciudad. Es un lugar recorrido a diario por miles de personas, día y noche. Es quizá el mayor foco turístico de la ciudad; por el día puede no impresionar demasiado; por la noche su gran variedad de letreros luminosos le da un aire de metrópoli moderna y alborotada. En esta zona nos encontraremos con turistas de decenas de nacionalidades, algo habitual y apabullante en esta zona.
La principal atracción del lugar es la estatua de Eros
También observarás el Criterion, un destacable teatro de Londres con un diseño Art Noveau. A una manzana del Piccadilly Circus está el Trocadero un centro de entretenimiento y compras donde podrás pasar una buena tarde.

Regent Street
John Nash ideó la Regent Street como un camino triunfal entre la Carlton House y Regent's Park. En realidad se levantó como una calle que separaba claramente el empobrecido Soho y el aristocrático barrio de Mayfair. De su antiguo carácter prestigioso queda el Café Royal, en el número 68, uno de los mayores centros de banquetes y conferencias del mundo. En dicha calle también destaca el Hamley's, una gigantesca juguetería.
Bond Street
Bond Street es una calle que discurre paralela a Regent Street. Se trata de una verdadera calle estrella para las tiendas de moda inglesas, Los precios no son para todos los bolsillos. Tiendas de Prada, Chanel, etc también encontrarás importantes Casas de Subastas y galerías de arte, así como todo tipo de tiendas de artículos de lujo que se te ocurran: perfumerías, joyerías (Bond Street) sería el equivalente, mutatis mutandis, a la Calle Velázquez o Goya en Madrid, para quien la conozca.
Oxford Street Sobre la antigua vía romana que comunicaba Londres con Oxford se construyó Oxford Street en el siglo XVIII. Hoy es una calle netamente comercial. En el número 173 hay un Marks & Spencer y más adelante un Selfridge's
Trafalgar square Es una de las grandes plazas públicas de Londres, Trafalgar Square es al mismo tiempo una visita obligada para los turistas y un sitio de demostración política para los ingleses, en esta plaza se realizan grandes manifestaciones ciudadanas para revindicar, La plaza fue ideada en 1829, y ha sido remodelada en uno de sus lados para convertirla en una zona peatonal que ha dado lugar a un espacio abierto con bancos, terrazas y cafés, de tal modo que ahora eventos de la agenda cultural londinense.
La gran referencia en esta plaza es la columna de Nelson. Esta columna se erigió en recuerdo a la batalla de Trafalgar, en la que Nelson como almirante de la flota británica derrotó a una escuadra hispano-francesa mucho más numerosa pero peor dirigida.
La columna tiene unos 50 m y muestra al celebérrimo almirante observando la ciudad. Alrededor del monumento aguardan unos grandes leones de bronce, justo en frente de las fuentes que iluminan la plaza por la noche.
Al este de la plaza se levanta la magnífica iglesia de St Martín-in-the-Fields, en la que durante el almuerzo y por la noche se celebran conciertos y recitales de música clásica. En el lado norte está la National Gallery, Por cierto... ¡es gratis! Justo al girar la esquina se encuentra la National Portrait Gallery, otra de las grandes pinacotecas gratuitas de Londres.
Una de las calles que sale de la plaza es Charing Cross, literalmente el centro de Londres; es el lugar desde donde se calculan todas las distancias de Inglaterra (el equivalente al madrileño Kilómetro 0). Actualmente es uno de los mayores centros ferroviarios del país; su nombre proviene de la cruz que señalaba el comienzo de la procesión en los funerales de Eleanor, la esposa de Eduardo I.
Los lugares de interés más importantes están en el centro, teatros y restaurantes, Normalmente salir a comer, cenar o tomar unas pintas, resulta caro, hay opciones para todos más económicas como los restaurantes indios, chinos e italianos donde se puede comer a un precio algo más razonable. En Covent Garden, Soho y Leicester Square hay buenos restaurantes.

Los mercados de Londres
El plan de ir de compras en Londres no se puede reducir a los exclusivos almacenes de diseñadores en el centro. La ciudad ofrece decenas de mercados callejeros para todos los gustos y todos los bolsillos como el.

Camden Town
Punks, roqueros y technos se encuentran todos los fines de semana en este mercado del norte de Londres, donde se pueden encontrar baratijas, ropa de todo tipo, discos y antigüedades. También se puede pasear por el canal que atraviesa el barrio y sigue hacia Regent's Park.

Parques en Londres:
Los parques son como oasis verdes ubicados en el centro urbano, creando un constaste de ciudad se mueve lenta y rápidamente silencio y de ruido.

Si hay algo que caracteriza especialmente a Londres sobre otras grandes Ciudades europeas son los parques. Londres se caracteriza por la gran superficie en zonas verdes y de ocio. Desde Hyde Park, pasando por Green Park o por el majestuoso St. James's Park, para acabar en Regents Park.
No hay nada más relajante que dar un paseo por estas enormes praderas, adornadas como si de jardines reales se tratara.
Saint James Park
Este parque es uno de los mejores cuidados de la ciudad, y su gran lago está poblado por pelícanos, patos y cisnes, por lo que es un lugar favorito de los ornitólogos.

Es un parque muy apreciado por los ingleses y por ende muy bien cuidado. Desde los puentes que atraviesan el lago se pueden ver el Palacio de Buckingham y el Palacio de St James. Durante el verano, hay bandas que ofrecen conciertos dos veces por día.
Regent's Park
El parque tiene un lago en el que se alquilan botes, y un teatro al aire libre donde se presentan obras durante el verano. Tambien tiene varias canchas de fútbol, y un café cubierto desde donde se pueden ver los rosales.
Caminando hacia el norte se llega hacia Primrose Hill, uno de los mejores lugar para una vista panorámica de Londres. Regent's Park también es la sede del Zoológico de Londres, y tiene un canal estrecho que lleva hacia Camden Town.

Green Park
El lugar favorito de los oficinistas para darse un respiro.
Uno de los lugares favoritos de los oficinistas del área de Picadilly y Mayfair para almorzar al aire libre y asolearse en los pocos días de verano, es un pequeño parque situado entre St James Park y Hyde Park.
Se pueden alquilar sillas durante el verano, y desde marzo comienzan a brotar los tulipanes anunciando la llegada de la primavera.
Holland Park
Para los aficionados a los jardines de diseño, el parque tiene un jardín japonés y un cultivo de naranjos, está rodeado de elegantes casa tiene un café en medio del bosque. Durante el verano se presentan óperas al aire libre.
Hyde Park
Con 145 hectáreas, Hyde Park es el espacio verde más grande de Londres. Durante el verano, se llena de manteles de picnic, gente asoleándose y familias.
Cada verano, la galería del parque se convierte en la residencia de un artista invitado. Durante 2003, el arquitecto brasileño Oscar Niemeyer diseñó un pabellón entero.
Hyde Park también es la sede de conciertos de pop y rock durante los meses más soleados.
Los domingos en la mañana, en la esquina de Marble Arch se instala la "Speaker's Corner", una tradición heredada de los serios disturbios ocurridos en 1872.
Desde entonces, cualquiera puede llevar un pedestal y discutir o dar un discurso sobre cualquier tema.
Kew Gardens
Plantas exóticas presentes en estas latitudes.
Es jardín botánico de Londres tiene bosques, campos abiertos, y varios invernaderos con especies tropicales, mediterráneas y desérticas.
El parque organiza eventos dedicados a cada una de las estaciones: recolección de setas en el otoño, exposición de orquídeas en primavera, y caminata por las copas de los árboles en verano.
Los visitantes con suerte podrán ver florecer la Amophophallus titaniu, o Titan Arum, una planta proveniente de Sumatra que florece tres o cuatro veces en toda su vida despidiendo un olor nauseabundo.
Hampstead Heath
Un lugar para escuchar música y almorzar al aire libre.
Ubicado en una colina a tan sólo seis kilómetros de la ciudad, Hampstead Heath es un lugar privilegiado para tener una vista panorámica de la ciudad.
El parque ofrece 320 hectáreas de bosques, prados y varios lagos donde se puede nadar -hay un lago sólo para hombres, otro para mujeres, y uno mixto-.
Durante el verano, se ofrecen conciertos de música clásica popular a los que se puede asistir con una canasta de picnic, y que pueden ser escuchados gratis desde el prado cerca del lago.
En la parte superior del parque se encuentra Kenwood House, una mansión neoclásica que tiene obras de Turner, Gainsborough y Vermeer.
Richmond Park
Cervatillos en Richmond Park.

Regent's Park
El parque tiene un lago en el que se alquilan botes, y un teatro al aire libre donde se presentan obras durante el verano. También tiene varias canchas de fútbol, y un café cubierto desde donde se pueden ver los rosales.
Caminando hacia el norte se llega hacia Primrose Hill, uno lugar inmejorable para una vista panorámica de Londres. Regent's Park también es la sede del Zoológico de Londres, y tiene un canal estrecho que lleva hacia Camden Town.
Situado a orillas del Támesis en el elegante suburbio de Richmond, el parque cubre 1.000 hectáreas, si se tiene suerte, se pueden observar cervatillos y pequeños zorros, se puede montar en bicicleta, pescar, observar pájaros y cabalgar.
Caminata por el Támesis
En la orilla sur del río se puede ir a cine, teatro, conciertos, comprar libros de segunda mano, o dejar pasar las horas etc, te recomiendo una caminata por las orillas del Támesis en la que podrás tener una vista general de la ciudad, empieza la caminata en el Country Hall. Este edificio sirvió como sede de la alcaldía de Londres hasta el año pasado.
Las filas de gente delatan la ubicación del London Eye, una rueda giratoria que desde la llegada del milenio da una vista a vuelo de pájaro de la ciudad.
Londres es lo suficientemente grande como para que sea imposible visitarlo entero en una semana, pero siempre hay ciertos puntos que resultan de visita obligada para quien quiera ver hasta el último rincón, estas son algunas fotografías de esos rincones.
Bueno, aquí acabo este breve recorrido por Londres, faltan muchas cosas, pero seria imposible incluir todo lo bueno que tiene Londres en esta pequeña página. Lo único que he intentado hacer es que cualquiera que haya visto esta página se haya quedado con ganas de ir a Londres. De verdad que merece la pena ir.
Hay un paseo nocturno en París por el Sena, en barco (bateau- mouche) que es como un film en vivo, el espectáculo otras es ver una sucesión de monumentos. Claro que el Sena es una avenida de agua que corre entre dos maravillosas fachadas de ciudad, como dos veredas casi equivalentes.

En Londres, El Támesis es diferente, Por empezar, es muy ancho, y en mi opinión los dos riberas son diferentes, El lado bueno o tradicional, desde la City bancaria y la Torre de Londres hasta más allá del Parlamento; el otro lado no he tenido la oportunidad de conocerlo pero me que la impresión que es bastante diferente.
Otros Lugares que tenemos pendiente de visitar:
Catedral de Canterbury
Quizás la catedral de Inglaterra más impresionante y sugestiva, así como una de las más hermosas. Sede del arzobispado de Canterbury, evolucionó en distintas fases y refleja varios estilos arquitectónicos, pero el resultado final la ha convertido en uno de los más maravillosos edificios del mundo. Los fantasmas de santos, soldados y peregrinos llenan el aire sagrado, creando una atmósfera que el griterío de los grupos de escolares que la visitan no logra romper. Después del martirio de santo Tomás Becket, en 1170, la catedral se convirtió en uno de los más importantes lugares de peregrinaje medieval de Europa, hecho que fue inmortalizado por Geoffrey Chaucer en los Cuentos de Canterbury. Los bombardeos de la II Guerra Mundial hicieron grandes estragos en Canterbury, pero todavía atrae a multitud de turistas, al igual que lo ha hecho durante los últimos 800 años. La entrada cuesta cinco dólares
Stonehenge
Stonehenge, de 5.000 años de antigüedad, es el emplazamiento prehistórico más famoso de Europa, y en la actualidad, y a pesar de la afluencia turística, continúa siendo un seductor misterio. Del propósito de este enorme monumento de gigantescas piedras coronadas por dinteles, donde se combinan formas circulares y de herradura, se sabe muy poco, a pesar de que es casi seguro que guarda relación con la posición de los cuerpos celestes. Sin embargo, lo que más sorprende al visitante no es su significado religioso, sino la tenacidad de la gente que transportó estas descomunales piedras desde el sur de Gales: se estima que son necesarias 600 personas para arrastrar uno de estos monstruos de 50 toneladas tan sólo un par de centímetros. Las partes negativas de Stonehenge son que está encerrado entre las dos carreteras principales que atraviesan el lugar y que la entrada al recinto es a través de un pasadizo subterráneo. Los druidas de la Nueva Era celebran cada año en este enclave el solsticio de verano, y los encontronazos entre hippies y policía en esta jornada se han convertido en un hecho habitua
Cotswolds
A 29 Km. al noreste de Bristol, dominando el valle de Severn, se encuentra una región de tierras altas de una belleza extraordinaria, con pueblos de piedra dorada y sensacionales vistas. Desgraciadamente, su encanto y las reminiscencias de Agatha Christie han ocasionado que algunas de estas localidades se vean invadidas de autocares de turistas y de mercantilismo. Las más conocidas son Bibury, declarada como la población más bella de Inglaterra, Bourton-on-the-Water, y el imponente y agradable Chipping Camden. La mejor forma de explorar esta región es a pie; el camino de Costwolds, de 160 km, es una joya para los excursionistas, ya que está lleno de historia y de paisajes interesantes.
Oxford
La ciudad que, sin duda, alberga una de las universidades más famosas del mundo, Oxford, está adornada por una magnífica arquitectura y en ella se mezclan juventud, erudición y fiestas estrafalarias. Las vistas a través de las praderas hacia los chapiteles dorados de esta localidad quizá aparezcan en tres de cada diez películas de época, pero no por eso han dejado de ser una de las panorámicas más bellas y arrebatadoras. Oxford no es sólo una tierra de mentes brillantes, sino que también constituyó un importante centro de producción de vehículos hasta el declive de la industria automovilística inglesa, y en la actualidad se ha convertido en un emergente foco de industrias de servicios. Los mejores campus son Christ Church, Merton y Magdalen, pero casi todos gozan de un gran ambiente, historia, privilegios y tradiciones.
York
Esta orgullosa urbe atrae a millones de visitantes, está demasiado convencida de su importancia es demasiado antigua e impresionante. Durante casi dos mil años, ha sido la capital del Norte, y desempeñó un papel importante en la historia inglesa en tiempos de romanos, sajones, vikingos y normandos. Su imponente catedral gótica, sus murallas medievales, el laberinto de calles históricas y la abundancia de tiendas de té y pubs la convierten en un lugar perfecto para pasear con tranquilidad. La catedral de York es una de las más grandes de Europa y una de las más bellas construcciones del mundo. Los Jardines del Museo son, asimismo, tan admirables como los mejores de Inglaterra, y contienen una serie de ruinas y edificios pintorescos.
Distrito de los lagos
Los paisajes del Distrito de los Lagos, Comentan que es uno de los rincones más verdes y deliciosos del país, son demasiado perfectos para ser reales: no es muy probable que los 10 millones de visitantes que abarrotan este lugar se equivoquen. La zona es una combinación de exuberantes valles cubiertos de hierba, montañas suaves aunque escarpadas y numerosísimos lagos, cada uno de los cuales con su propio carácter. Se dice que Ullswater, Grasmere y Windermere son los más bellos, aunque Wast Water, Crummock Water y Buttermere, igualmente espectaculares, están menos concurridos. Para pasear en soledad o emular al tradicional bardo, es mejor perderse por las colinas o visitarlos en días laborables fuera de temporada.
Durham
Ésta es quizá la ciudad catedralicia más impresionante de Inglaterra. Situada en lo alto de un y circundada en tres de sus flancos por el río Wear, está dominada por la enorme catedral románica que se asienta en un promontorio arbolado. Este templo parece más bien un acantilado erosionado por el paso del tiempo que un lugar de culto, y su visión causa un gran impacto. En el mismo risco que la catedral, se elevan un castillo normando y el campus universitario, mientras que el resto de esta encantadora ciudad, de 38.000 habitantes, se concentra en el espacio restante de esta elevación con forma de lágrima.
Bueno, aquí acabo este breve recorrido por Londres, faltan muchas cosas, pero seria imposible incluir todo lo bueno que tiene Londres en esta pequeña página. Lo único que he intentado hacer es que cualquiera que haya visto esta página se haya quedado con ganas de ir a Londres. De verdad que merece la pena ir.









3 Comments:

Blogger 2very said...

Hello there, I found your blog while surfing on the internet, nice to see other people interested in the same thing as you! You can go and see my asparagus related site. It has something new about asparagus.

1:38 AM  
Blogger adult personals said...

Good to see people posting interesting stories like this ..hope you will visit my adult dating adult dating service website.

12:08 PM  
Blogger Elisha Cuthbert said...

Hi... just found your blog site when browsing around on the Web. A friend of mine just setup a site about erotic lingerie that should be nice when it is finished. Well, take care and have a great day!

11:04 AM  

Post a Comment

<< Home